ST - 4
ST - 4

ST - 4

100 - 150 cm / 15 - 36 kg / 3 - 12 años

La silla de coche ST-4 crece junto a tu pequeño desde los 4 hasta los 12 años de edad. Está diseñada para viajar cómodamente en ella hasta los 36kg.
Práctica y segura, lleva incorporadas conexiones Isofix.
El niño estará perfectamente cómodo y seguro utilizando los propios cinturones de seguridad del automóvil.

Tan cómoda como segura

DISEÑO

Todo lo que y tu hijo necesitáis

Máxima Seguridad

La norma i-Size clasifica las sillas de coche por altura. Más intuitivo y con menos probabilidad de error. Lo que significa más seguridad.

Facilidad de uso

Diseño pensado para facilitar la vida de los papás y las mamás. Instala la silla y olvídate de preocupaciones.

Super acolchada

Los más pequeños disfrutarán de largas siestas durante los viajes, gracias a los acolchados de toda la silla.

Descubre

Características principales

Sistema Isofix

Esta silla incluye conectores Isoclick Fix para que la silla quede fijada de manera segura a los anclajes Isofix del vehículo.

Extra reclinable

Su dispositivo de reclinado extra, proporciona un mejor ángulo y una posición más elevada de la base de la silla.

Reposacabezas Ajustable

Se ajusta en altura y permite adaptarse al crecimiento del pequeño.

Posiciones de Reclinado

Su respaldo reclinable se adapta al vehículo para ofrecer una posición más confortable al niño.

Protección Lateral

Esta silla tiene un sistema a ambos lados de la misma que absorbe parte del impacto en el caso de colisión lateral.

Instalación

¿Necesitas ayuda?

Las sillas de coche son uno de los elementos de seguridad imprescindibles para proteger a tus hijos en los viajes por carretera.

Instalar la silla correctamente es de vital importancia. Por eso queremos ayudarte a instalarla paso a paso. 

Reproducir vídeo
Consejos

Para un viaje más seguro

El sistema ISOFIX, incorporado por algunos vehículos, simplifica en gran medida la instalación de las sillas (grupos 0+ y 1). Gracias a esta tecnología se evita utilizar los cinturones de seguridad para su anclaje y se reduce el riesgo de un montaje incorrecto, para una mayor seguridad. 

El sistema ISOFIX ha mejorado recientemente gracias a nuevos avances en materia antivuelco y antirrotación. Así, la tecnología Top Tether, presente en algunos de nuestros modelos, ha demostrado una alta eficacia evitando el vuelco de la silla hacia adelante en caso de impacto.
Generalmente, optados por este sistema frente a otros como la pata de apoyo, que queda limitada si nuestro coche cuenta compartimentos de almacenaje en el suelo que impiden un apoyo firme de este soporte. 

La edad es un dato orientativo a la hora de elegir la mejor silla de coche para tu hijo, por eso siempre es más fiable escoger el dispositivo de seguridad en función de su altura y, sobre todo, de su peso. Si tienes dudas sobre qué modelo elegir, consúltanos sin compromiso.

Las plazas más seguras para instalar cualquier dispositivo de retención infantil son siempre las traseras y centrales. Por eso, si tu vehículo tiene más de dos filas de asientos, conviene instalar la silla en la central para reducir riesgos de impacto provenientes de cualquier lado del coche.

El ajuste óptimo del la altura del arnés garantiza la correcta instalación del niño en la silla. Debe de ajustarse de modo que el arnés de la silla quede al nivel de los hombros del niño o ligeramente por encima, nunca por detrás de la espalda o a la altura de las orejas.

  • Tapizado desenfundable.
  • Lavar a máquina, en frío (30º).
  • Secado al aire libre.
  • No utilizar lejía.
  • Limpieza en seco con cualquier disolvente salvo tricloroetileno.
  • No planchar ni introducir en la secadora.
En la nueva normativa de los sistemas de retención infantil ECE R129 (i-size) el grupo de expertos de naciones unidas (grsp) que regula el desarrollo normativo de los SRI decidió que el criterio universal es que los niños vayan mirando hacia atrás hasta los 15 meses. Las sillas infantiles orientadas a contra marcha ofrecen una mejor protección especialmente en el caso de un impacto frontal, uno de los accidentes más graves y comunes en carretera. En este tipo de colisiones, las fuerzas de choque se dispersan en el respaldo de la silla, por lo que el niño sufre una menor deceleración y absorbe una menor cantidad de energía que si viajase orientada a favor de la marcha.
 
Aunque la normativa R129 recomiende que los niños viajen a  contramarcha hasta los 15 meses, la anterior normativa ECE R44 (aún en vigor) obliga a viajar de este modo hasta los 13 kg (grupo 0+) y, opcionalmente, hasta los 18 kg (grupo 1). En estos casos, es recomendable seguir las instrucciones de la silla auto y del vehículo al respecto, teniendo siempre en cuenta que el niño debe viajar en una posición cómoda y que el habitáculo del vehículo debe permitir una correcta instalación de la silla.